El lenguaje de los chupetones

Muchos se preguntan cuál es el significado de un chupetón, y que impresión causa ante la sociedad, además cómo lidiar con esto. Este tipo de lesión en la piel está asociada con la brusquedad sexual y a la dominación hacia la pareja, no es nada atractivo llevar chupones en el cuello, ni en cualquier parte del cuerpo y además es perjudicial para la salud.

Qué es lo que nos incita a hacerle un chupetón a nuestra pareja

Muchas veces nuestra pareja decide hacernos un chupetón visible para “marcar territorio”, ya sea con o sin tu permiso; otras veces es una simple reacción a causa del apetito sexual, el sentir pasión desenfrenada por la persona amada, o en otras palabras tener un alto grado de excitación.

Según sexólogos, un chupetón es una fuerte succión prolongada en una determinada zona de la piel o del cuerpo, razón por la cual se produce un hematoma y se observa una hiperpigmentación que por lo general tarda mucho en curarse y desaparecer.

En el ámbito psicológico, hacerle un chupetón a nuestra pareja puede ser señal de una conducta insegura o de celos, por lo que tomamos la acción de imponer nuestro dominio ante la persona amada y ante el que puede percibir esta señal.  Otras veces este tipo de prácticas se dan como una especie de juego sexual de la pareja, y se realizan en lugares no visibles previamente acordados para que de esta manera no nos veamos afectados por las impresiones que esto pueda causar.

Muchas personas no están de acuerdo con este tipo de prácticas y están en el lado correcto, ya que por más divertido o apasionante que pueda ser en el momento de la intimidad, puede causarnos muchos inconvenientes en el ámbito laboral, personal y en el más delicado que es nuestra salud.

Cómo podemos lidiar con este tipo de situación

El camino más sencillo para evitar hacer y que te hagan este tipo de práctica o juego sexual es hablar. La comunicación en la pareja es uno de los pilares fundamentales, y siempre puedes hacerle saber a la persona que amas que prefieres que no te haga estas marcas, o entender que no debes hacerlas, principalmente por todos los riesgos que esto conlleva para nuestra salud o la salud de tu pareja, o por el mal aspecto que estas lesiones provocan. Además si es por razones como celos, ayuda a tu pareja a cambiar esta circunstancia, y de esta manera poder disfrutar más de su intimidad y no utilizar estos momentos con una oportunidad para hacer marcas de propiedad.

Hay maneras de lidiar con estas situaciones vergonzosas, ya sea utilizando una bufanda para ocultar que alguien se excedió de amor contigo, o si estás en temporada de calor puedes optar por utilizar remedios caseros para atenuar estas marcas o recurrir al maquillaje. Ahora si eres de los valientes que prefieren lucir sus marcas de amor, estás en toda la libertad de hacerlo, aunque siempre debes tomar las precauciones necesarias para que este juego no se convierta en una situación seria.