Lugares para Visitar en Italia en 5 dias

A orillas del Mediterráneo o del Adriático, en una isla para aislarse un poco más, los pueblos costeros de Italia ofrecen panoramas únicos. Esta selección ecléctica de 8 pueblos costeros en Italia le hace viajar a través de regiones muy diferentes, pero el sol brilla casi todo el año.

Y para unirse a ellos, usted puede contar con las muchas agencias Sixt en La Botte: nuestras agencias en Italia y descubrir las tarifas de alquiler.

Portofino

Por qué ir allí: decir “Yo fui allí”. Es un pueblo mítico, a menudo llamado el Saint-Tropez italiano.

Un magnífico pueblo costero en el fondo de una cala, con casas de colores solares y pintorescas callejuelas, Portofino fue fundado por los romanos y se convirtió en un destino elegante en el siglo XX.

Hecho aún más deseable por algunas estrellas de Hollywood de los años cincuenta que vinieron a pasar sus vacaciones allí, Portofino, cerca de Génova, es un centro de vacaciones donde se puede esperar conocer a turistas de fama mundial en julio y agosto. Los ricos veraneantes también anclan en sus lujosos yates en el puerto deportivo de Portofino.

Los hoteles, apartamentos y villas de este destino, uno de los más exclusivos de Italia, ofrecen tarifas extravagantes. Pero las opciones asequibles son fáciles de encontrar.

Fuera de temporada, por supuesto, porque estás en la costa más glamurosa del país: la Riviera italiana.

Actividades: excursión en barco o un poco de buceo, paseo por los acantilados o por los senderos del Promontorio di Portofino con vistas al pueblo, admirar la vista desde el castillo de San Giorgio, almuerzo en uno de los restaurantes del pueblo.

Manarola

Por qué ir allí: para el paseo. El “camino del amor” es uno de los senderos más esenciales a lo largo de la majestuosa costa de las Cinque Terre.

Manarola es uno de los 5 pueblos de Cinque Terre. A las puertas del parque nacional, el sendero de los amantes le permite caminar hasta Riomaggiore y descubrir espléndidas vistas.

Las casas torre de Manarola están construidas al borde de un acantilado. Los orígenes del pueblo se remontan al siglo XII y su centro histórico es típico. Muy cerca de La Spezia, parece sin embargo lejos de los disturbios urbanos.

Excepto en verano, cuando las calles del pueblo son tomadas por los turistas. Es recomendable visitarla en primavera o septiembre.

Actividades: paseo por la Via dell’ Amore, descubrimiento de productos locales como el vino y el aceite de oliva en las tiendas o restaurantes del pueblo, fotos de paisajes y casas típicas de la región de Génova.

Ponza

Por qué ir allí: jugar al aventurero en un barco. La isla está llena de lugares mágicos a los que sólo se puede acceder por mar.

La isla de Ponza está a 2 horas de la costa entre Roma y Nápoles (ver este artículo para nuestros consejos de visita para Roma, Venecia y Florencia). Es la joya de los veraneantes que vienen de la capital italiana. El auténtico pueblo de Ponza se está convirtiendo en un destino de alta gama, pero usted puede disfrutar de la belleza del lugar durante uno o dos días alojándose en un bed and breakfast.

Los acantilados extremadamente escarpados de la costa de la isla están llenos de arroyos y cuevas por las que a veces se puede navegar, a bordo de un Zodiac o de un pequeño barco. Las cuevas de Pilato y la bruja Circé son ineludibles, pero estas cuevas, descubiertas por los romanos, son en realidad numerosas a lo largo de la costa.

Uno de los lugares más mágicos de Ponza es Capo Bianco. Esencialmente accesible en barco, el acantilado blanco también alberga cuevas. Chiaiaia di Luna es una playa espectacular.

También se puede navegar a una de las islas vecinas, Palmarola o Zanone, a 30 o 40 minutos con un pequeño barco rápido.

Actividades: ¡alquiler de barcos!

Otranto

Por qué ir allí: para combinar naturaleza y cultura. Otranto es famoso por sus playas increíblemente hermosas y el pueblo es el hogar de varios edificios históricos valiosos. Es reconocido por la UNESCO como un pueblo martirizado y símbolo de paz.

Visto desde el cielo, Italia tiene la forma de una bota y Otranto está situado en su “talón” a 45 km de Lecce. En el Adriático, este magnífico pueblo con vistas al mar turquesa fue fundado por los griegos. Hay muchas actividades posibles para hacer durante toda una semana de vacaciones sin contar las visitas de los otros pueblos de la región.

Otranto tiene playas de ensueño y un hermoso patrimonio histórico. La catedral merece una visita con sus magníficos mosaicos e impresionantes huesos. Estos son los huesos de 800 mártires católicos masacrados a finales del siglo XV. El Papa Francisco los canonizó en 2013.

Positano, no lejos de Ravello, en la costa de Amalfi.