Partes y funciones de relojes

Un reloj es una herramienta de gran utilidad, que sin duda se ha convertido en un accesorio necesario para nuestro día a día, y además, un buen  complemento para nuestro estilo.

Existen millones de opciones para escoger, pero si de estilo hablamos, en Relojes puedes encontrar el modelo, color y diseño que se adapte a tu personalidad o para cualquier ocasión, además de que la puntualidad es parte también de un buen estilo.

Aunque por lo general nos dejamos llevar más por el bonito aspecto del reloj, este instrumento resulta ser mucho más que un accesorio de muñeca. Pues para cumplir con su función principal, debe estar compuesto por ciertas partes que hacen posible dicha tarea.

Estructura de un reloj

Es interesante entender cómo es que funciona este instrumento de medición de tiempo, ya que ver la hora podría decirse que es una tarea fácil pero ¿qué otros elementos intervienen en esta tarea? Aunque resulta prácticamente imposible nombrar todas y cada una de las piezas que componen a este aparato, éstas son algunas de las más importantes y visibles:

  • Cristal o mica. Nos referimos al cristal que cubre el resto de la estructura del reloj, los hay de materiales como zafiro, plexiglás y vidrio común.
  • Es circular, y se encuentra alrededor y por encima enmarcando al cristal, lucen más como un elemento decorativo aunque tenga la función de sostener la mica, como girar para ofrecer otro tipo de información.
  • Se ubican en el centro del reloj y cumplen con la función de indicar el tiempo exacto, es decir, las horas, minutos y segundos.
  • Rueda de Corona. Es la pequeña parte lateral que se utiliza ya sea para darle cuerda al reloj o programar la hora. Generalmente se ubica justo en la parte lateral derecha de cada reloj.
  • Nos referimos a la parte frontal del reloj, es la cara plana que sostiene las agujas y que muestra los números. Existen relojes que tienen diales más chicos para proporcionar otro tipo de información relacionada con el tiempo.
  • Es el resto del cuerpo de un reloj, contiene el total de las piezas más pequeñas que realizan la función de regular el tiempo.
  • Extensible o correa. Ayuda a sujetar el reloj de nuestra muñeca y puede ser fabricado de casi cualquier material, los más comunes y clásicos son del mismo material de la caja, otros son fabricados en cuero, goma o dependiendo del gusto y estilo del consumidor.

Funcionamiento

El mecanismo de un reloj funciona mediante tres componentes básicos que son: una forma de mostrar la hora (dial y agujas), un regulador (un péndulo que regulariza el  movimiento de las agujas) y una fuente de energía que permita mantener el movimiento (motor impulsado por cuerda o una batería).

Sin duda alguna el funcionamiento de un reloj es más complejo de lo aparenta, no es fácil lograr que unas agujas trabajen a un ritmo perfecto.

Recuerda que esto más que un accesorio es un recordatorio de lo importante que es el tiempo en la vida diaria, no lo olvides y luce tu reloj con el mejor estilo.

Por cierto, si deseas hacerte con uno, te recomendamos sin lugar a dudas la web de Clicktime.